Limites, respuesta a un correo electrónico.

Hoy recibí un correo electrónico sobre la paternidad y los límites. Me turbó un poco como un tema tan importante como los límites (que opino deben ser puestos con amor y razón) es desvirtuado al usarlo para justificar una paternidad totémica, que es el tipo de paternidad más común en nuestra sociedad.

Les comparto mi respuesta junto con parte del correo original:

……………………..

El correo que me reenvías me hace ver que falta también mucha educación sobre los llamados límites. Recién escribí un artículo sobre los temas que hemos platicado. Y leyendo, me doy cuenta que es necesario que abunde sobre los límites (cosa que haré en breve).

Por lo pronto, uno de los asuntos de los límites es que no deben ser unilaterales… no puedes decidir ser gobernante absoluto de tu casa, poner las reglas, y luego pedir "fuero" porque las reglas no aplican para ti.

Por eso me resulta problemático leer un correo como el que envías, porque toca el punto de la necesidad de los límites, con el que estoy de acuerdo… pero luego manda su conclusión a pique aludiendo a la "autoridad absoluta", a un "porque lo digo yo". Yo opino que si no eres capaz de explicar las razones detrás de las reglas (cosa que parece sugerirse en el correo cuando dice "En esta casa harás lo que yo diga y no debes cuestionarme" +), entonces tal vez no estés siendo razonable. Si alguna vez tu hijo tiene la fortuna (o desgracia) de convertirse en jefe, ¿qué tipo de jefe crees que sea? Tu y yo tenemos experiencias con este tipo de jefes, y sabemos lo desagradable que es tratar con un jefe "porque lo digo yo". Por otro lado, si no tiene la fortuna de convertirse en jefe, ¿cómo tendrá los pantalones para señalar las injusticias, defender la verdad, etc. si en casa aprendió a verse sumido en una tiranía*? La historia nos muestra que quienes se convierten en tiranos son precisamente aquellos que se sentían oprimidos ante el gobierno (y posiblemente, dentro de su familia de origen).

Tal como el mazoquista es sádico, y el sádico es mazoquista, la sumisión y la tiranía son dos caras de la misma moneda, con distintos niveles de poder.

+
Todavía tiene el cinismo de completar la frase diciendo "porque todo lo que yo ordene estará motivado por el amor". Por supuesto que hay amor detrás de la paternidad. Pero el sobajar a nuestros hijos a entes que deben obedecer ciegamente tiene que ver más con el sadismo que con el amor, pues convierte en "objetos" a nuestros hijos, en lugar de personas.
*Tiranía, según wikipedia
La tiranía (del griego τυραννία), en el sentido que se dio al término en la Grecia antigua, era el régimen de poder absoluto, de ordinario unipersonal, […]

…………………

Este es un fragmento del correo electrónico recibido. No es completamente malo. De hecho, dice cosas con el que cualquier padre puede identificarse, pero me preocupa que esconda un mensaje autocomplaciente respecto a la autoridad totémica. Como un pastel que esconde un pedazo de cianuro:

QUERIDO HIJO:

Mientras vivas en esta casa obedecerás las reglas. Cuando tengas tu casa obedecerás tus propias reglas. Aquí no gobierna la democracia, no hice campaña electoral para ser tu padre: tú no votaste por mí. Somos padre e hijo por la gracia de Dios, y yo acepto respetuosamente el privilegio y la responsabilidad aterradora. Al aceptarla adquiero la obligación de desempeñar el papel del padre.
No soy tu cuate, nuestras edades son muy diferentes. Podemos compartir muchas cosas pero no somos compañeros. Soy tu padre ¡Y eso es cien veces más que un amigo!.
También soy tu amigo, pero estamos en niveles completamente distintos. En esta casa harás lo que yo diga y no debes cuestionarme porque todo lo que yo ordene estará motivado por el amor. Te será difícil comprenderlo hasta que tengas un hijo, mientras tanto confía en mí…
Atte:Tu Padre

Anuncios

Acerca de JACH

Ingeniero, lector ávido, coach e incansable investigador de la motivación humana. En mi afán por entenderme mejor y al mundo en el que vivo, he pasado por psicoterapia, me certifiqué como coach (o casi, pero esa es otra historia), y actualmente estoy metido con una técnica llamada CMR muy interesante. Suena a cliché, pero he encontrado que el cambio tiene que venir del interior. Pero no sólo estoy entendiéndolo, sino que comienzo a vivirlo... y ese es un proceso que nadie puede hacer por mi.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Limites, respuesta a un correo electrónico.

  1. Gladys dijo:

    TODA RELACIÓN, COMOTU DICES, DEBE SER EN AMBOS SENTIDOS. PARA SER RESPETADO HAY QUE RESPETAR, PARA SER AMADO HAY QUE AMAR. Y UN PADRE DEBE SER AMIGO, CONCILIADOR, Y RESPETUOSO. ME GUSTÓ MUCHO TU RESPUESTA, SOBRE TODO EN ESTE MOMENTO DE LA VIDA, EN QUE SE REQUIERE TENER UNA ACTITUD POSITIVA PARA VOLVER A SER LIBRES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s