Yo Tengo El Poder

Que lección tan importante es darse cuenta que no hay nadie en el mundo con la capacidad de convertirnos en víctima. Sólo uno mismo puede hacerlo al cederle su poder a otra persona.

Esto es verdad en todas situaciones. Recuerdo hace muchos años que me intentaron asaltar en la Ciudad de México. Ahora entiendo lo que sucedió. Al no caer en pánico ni cederle el poder al asaltante sino tratarlo como persona y “negociar”, acabó no llevándose el dinero que le había dado. Fue muy extraño. ¿Cómo?, ¿me asaltas pero a la mera hora me dices “quédate con el dinero” y te vas?… Simplemente no le alimenté la pila de poder y perdió el interés.

Quiero aclarar que en ningún momento lo confronté, él se pudo haber llevado todo lo que quisiera, simplemente no me sometí, y lo miraba a los ojos. Muy diferente… La confrontación seguramente lo hubiera alimentado y las cosas hubieran terminado muy diferente.

El asalto es simplemente una forma de intercambio “involuntario” pero siempre hay opciones, mantenerse centrado y con “el enfoque” en el corazón, es lo mejor que uno puede hacer. (Claro que uno puede pedir ayuda a los arcángeles y demás para que el atacante entre en razón y no haga cosas estúpidas y se vaya, esa es otra posibilidad).

Anuncios

Acerca de El Bernie

Hace unos años una “desviación” en el camino de la vida los llevó (a su esposa Klau y a él) a investigar un laberinto de opciones fantásticas, interactuando y aprendiendo de curanderos, sanadores, chamanes, “maestros”, libros, videos y, sobre todo, de ellos mismos enseñanzas increíbles que, seguramente al escucharlas, podrían confundirse con cuentos mágicos de ficción desarrollándose en realidades alternas y muchas veces en universos paralelos. Cada enseñanza y personaje (real o “imaginario”) iba expandiendo los límites de lo que consideraban posible o real, cambiando, definitivamente, la manera de percibir e interactuar con el mundo, al mismo tiempo que su cuerpo y espíritu iban sanando. Las enseñanzas aprendidas a partir de ese hecho hicieron que ese episodio, muy difícil en su momento, pasara de ser uno de los momentos más aterradores de sus vidas (incluyendo a sus familias y amigos) a una de las mayores bendiciones recibidas. Desde entonces “El Bernie” se convirtió en un aficionado de la vida e incansable explorador de la conciencia personal y general. Gerente de Ingeniería en Aviónica de día, juega a diseñar y a arreglar simuladores de vuelo para, en su tiempo libre, dedicarse a su familia, meditación, Qi-Gong, Medicina Energética (de diversos colores y sabores), sanación, cursos y a escribir.
Esta entrada fue publicada en Consciencia, Historias, Percepción, Triángulo de la víctima y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Yo Tengo El Poder

  1. JACH dijo:

    Yo tengo el poder!!!
    HE-MAN

    (lo siento, no pude/quise resistirme)

    Ojalá hubiera leído tu post antes. Justo acabo de estar en una junta donde alguien estaba algo agresivo y en algún momento reaccioné también: le dije (no en el mejor de los tonos) “déjame terminar mi ejemplo y luego te escuchamos”, pero estoy conciente de que en este intercambio me dejé envolver y me convertí en victima/villano (que finalmente son sólo dos caras de la misma moneda).

    ¿Tienes un consejo para utilizarlo en estas situaciones? Respirar concientemente podría ser uno. ¿Algún otro?

  2. El Bernie dijo:

    ¿Ya me lees el pensamiento ehh? HAHA El título origina era “Como He-Man Yo Tengo El Poder¨Pero se me hizo muy mafufo hahaha.

    Respirar conscientemente sería lo que llamaría “nivel básico”, que es un muy buen principio. La práctica de reconocer las situaciones y los detonadores que nos desbalancean ayuda a identificar en qué hay que trabajar.

    El nivel intermedio sería el estar presente, es ahí donde podemos reconocer en el instante (y no después de sucedido) cómo la “burbuja” de emoción va emergiendo desde las profundidades de nuestro “yo” y va a explotar. El hecho de observarla, estando presente la va a transformar y con ello no es necesario el estallido.

    El nivel avanzado, que hasta donde yo sé solamente ha sido alcanzado por las “jirafas de cuello blanco y cuernos retorcidos” es manteniéndose Presente “desde el espacio del Corazón” es desde ahí donde el exterior se transforma evitando la acción primera que propició este suceso de raíz. Es ahí donde, con la práctica, uno va el liberando ese equipaje, se desengancha del drama y ya no necesita que el exterior le mande ese tipo de lecciones para darse cuenta que hay más trabajo por hacer.

    NOTA IMPORTANTE: lo de las jirafas de cuello blanco no está confirmado, es sólo una teoría personal.. Si alguno de ustedes ha visto una jirafa de cuello blanco y cuernos retorcidos fuera de sus casillas por favor háganmelo saber lo más pronto posible. Yo en estos años de exploración interna no lo he observado. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s